Subsecciones

Diseño básico

Trataremos a continuación con los principales elementos de formato de un documento, como son los tipos de letra, la identación y alineado de texto, etc. Después, veremos también algunas curiosidades, como el uso del color o la inclusión del símbolo del euro.

Tipos de letra

En primer lugar, debe recordarse que LATEX es un sistema de composición de textos que pretende, entre otras cosas, evitar al usuario gran parte de las cuestiones estéticas de diseño del documento, haciendo que sólo tenga que especificar sus líneas maestras.

Por supuesto, LATEX incorpora además la posibilidad de personalizar y modificar el formato estándar que da al texto utilizando distintos comandos y macros, que veremos a continuación. Sin embargo, aunque pueden usarse en casos concretos, no es recomendable abusar de estas características, pues es probable que caigamos en defectos de diseño que repercutan en la generación de un documento poco agradable a la vista del lector, rompiendo con el aspecto cuidado y armonioso que LATEX proporciona.

Familias

LATEX provee de tres familias de tipos de letra:

Roman
(por defecto)
que se indica mediante el comando \textrm{texto}
y produce `` este tipo de letra
''.
Sanserif
(o sin adornos)
que se indica mediante el comando \textsf{texto}
y produce ``este tipo de letra''.
Máquina de escribir
(o typewriter)
que se indica mediante el comando \texttt{texto}
y produce ``este tipo de letra''.

La familia Roman, que es la que LATEX utiliza por defecto, no es necesario indicarla, pero puede hacerse para recuperar el tipo habitual dentro de un contexto donde esté activa otra familia. Por ejemplo, el código:

\texttt{Aquí está activa la familia
        typewriter \textrm{pero puedo recuperar
                           la familia Roman}
        si lo deseo}.

Produce la siguiente salida:

Aquí está activa la familia typewriter
pero puedo recuperar la familia Roman
si lo deseo.

Como se puede observar, la inclusión de múltiples espacios y tabuladores es ignorada por LATEX, que los interpreta como un espacio simple.

Perfiles

Cada una de las familias de tipos de letra que proporciona LATEX por defecto tiene cuatro perfiles diferentes:

Recto
(por defecto)
que se indica mediante el comando \textup{texto}
y produce ``este tipo de letra''.
Itálico

que se indica mediante el comando \textit{texto}
y produce ``este tipo de letra''.
Inclinado

que se indica mediante el comando \textsl{texto}
y produce ``este tipo de letra''.
Versalita

que se indica mediante el comando \textsc{texto}
y produce ``ESTE TIPO DE LETRA''.

Como ya hemos comentado, los comandos pueden combinarse, anidándolos, de la forma en que se desee:

\textsf{Este tipo es sanserif
                  \textsl{inclinado}
        y también \textsc{en versalita}
       }.

Este tipo es sanserif inclinado y también EN VERSALITA.

Tamaño y grosor

Aunque, como vemos, LATEX ya se encarga de resaltar los elementos destacables de un documento aumentando el tamaño de letra y/o poniendo en negrilla cosas como títulos de capítulos y secciones, por ejemplo, puede ser necesario para nosotros poder aplicar esas modificaciones directamente.

Así, disponemos de dos grosores de letra:

Normal
(o medio)
que se indica mediante el comando \textmd{texto}
y produce ``este tipo de letra''.
Grueso
(o negrita)
que se indica mediante el comando \textbf{texto}
y produce ``este tipo de letra''.

Y de 10 variaciones de tamaño de letra:

Huge

que se indica mediante el comando {\Huge texto}
y produce ``este tipo de letra''.
huge

que se indica mediante el comando {\huge texto}
y produce ``este tipo de letra''.
LARGE

que se indica mediante el comando {\LARGE texto}
y produce ``este tipo de letra''.
Large

que se indica mediante el comando {\Large texto}
y produce ``este tipo de letra''.
large

que se indica mediante el comando {\large texto}
y produce ``este tipo de letra''.
normalsize

que se indica mediante el comando {\normalsize texto}
y produce ``este tipo de letra''.
small

que se indica mediante el comando {\small texto}
y produce ``este tipo de letra''.
footnotesize

que se indica mediante el comando {\footnotesize texto}
y produce ``este tipo de letra''.
scriptsize

que se indica mediante el comando {\scriptsize texto}
y produce ``este tipo de letra''.
tiny

que se indica mediante el comando {\tiny texto}
y produce ``este tipo de letra''.

Es importante notar que estas variaciones en el tamaño de la letra siempre serán proporcionales al tamaño base que se haya indicado en las opciones del comando documentclass.

En ocasiones, según la longitud del texto cuyas características queramos alterar, puede ser más recomendable utilizar un entorno en lugar de un comando. Para cada uno de los comandos que acabamos de ver, el entorno equivalente se construye de distintas maneras según la característica:

Familia de tipo de letra textZZ $ \Rightarrow$ Entorno ZZfamily
Perfil de tipo de letra textYY $ \Rightarrow$ Entorno YYshape
Grosor de letra textXX $ \Rightarrow$ Entorno XXseries

En el caso de los tamaños de letra, los entornos tienen los mismos nombres. Veamos un ejemplo:

\begin{sffamily}
 Este es un bloque de letra sanserif
 \begin{Large}
  con entorno de texto mayor en medio
 \end{Large}
 y también
 \begin{slshape}
 un entorno inclinado.
 \end{slshape}
\end{sffamily}

Produce:

Este es un bloque de letra sanserif con entorno de texto mayor en medio y también un entorno inclinado.

Otros efectos

Otra manera de enfatizar un texto en medio de otro es utilizar el comando \emph{texto}. Si el entorno en que utilizamos este comando es de texto normal, el texto insertado aparecerá en itálica, mientras que si el entorno es itálico, aparecerá recto.

Con el comando \underline{texto} se puede subrayar una selección con este resultado.

Por último, habíamos comentado que LATEX ignora los espacios, tabuladores e incluso líneas en blanco que podamos añadir de más por error. Si en alguna circunstancia nos interesa que el texto que introducimos aparezca tal y como lo tecleamos, es decir, respetando espacios, saltos de línea y caracteres reservados, podemos utilizar el comando \verb[?]texto[?], donde [?] es un carácter de nuestra elección con el que indicamos el comienzo y el final de la secuencia que ha de ser respetada por LATEX. El entorno equivalente se denomina verbatim. En estos casos, LATEX emplea siempre la familia typewriter.

Formato general

Separación de palabras y párrafos, interlineado

Un salto de línea simple no producirá en LATEX el efecto esperado por un usuario acostumbrado a los procesadores WYSIWYG. Para conseguir un cambio de línea o de párrafo, es necesario usar alguna de las siguientes cadenas (totalmente equivalentes):

\newline
\\
\par

Análogamente, para forzar a que se produzca un cambio de página, disponemos de los comandos:

\newpage
\clearpage
\cleardoublepage

La diferencia entre ellos radica en su comportamiento ante la presencia de objetos ``flotantes'' (figuras, tablas, etc) que aún no hayan sido colocados a la llegada del comando; \clearpage y \cleardoublepage los ubicarán en páginas sin texto, siendo el segundo la versión que debe usarse si se está creando un documento para el que se ha especificado la opción twoside.

También se pueden insertar artificialmente espacios en horizontal, con el comando \hspace{longitud}, o en vertical, con \vspace{longitud} (o incluso con \\[longitud]), aunque para variar la separación vertical entre líneas quizás sea más útil redefinir la variable que contiene el valor de dicha separación:

\renewcommand{\baselinestretch}{longitud}

Claro que si el tratamiento ha de aplicarse al documento entero (por ejemplo, para escribir una carta a doble espacio), es más sencillo utilizar el paquete setspace (\usepackage{setspace}), que nos provee de los intuitivos comandos:

\singlespacing
\onehalfspacing
\doublespacing

Sangrado y justificación

Como podemos observar, sin ir más lejos, en el presente documento, LATEX introduce por defecto un sangrado en la primera línea de cada párrafo. Este es el comportamiento adecuado en la presentación de la gran mayoría de documentos, pero si queremos evitarlo podemos utilizar \noindent al principio del párrafo.

Éste es el efecto que se consigue.

En cuanto a la alineación del texto, también podemos ver que LATEX lo justifica a ambos lados por defecto, pero podemos:

alinear el texto en medio, utilizando el entorno center

alinearlo a la derecha, utilizando el entorno flushright

o bien alinearlo sólo a la izquierda, utilizando el entorno flushleft.

Segmentacion silábica

Si en el preámbulo utilizamos la opción del paquete babel adecuada al idioma que emplearemos a la hora de redactar el documento (spanish, por ejemplo, si pensamos redactar en castellano), LATEX sabrá partir correctamente las palabras al final de una línea cuando sea necesario, siguiendo las normas generales de segmentación silábica del idioma correspondiente.

No obstante, en el caso de palabras que representen tecnicismos, extranjerismos o similares, el resultado puede no ser el apropiado o el que esperamos. En estos casos, hay dos maneras esenciales de actuar:

  1. Indicando a LATEX explícitamente por dónde puede romper la palabra. Esto se hace insertando \- en dichos puntos de ruptura, por ejemplo, para la palabra atributo, indicaríamos atri\-bu\-to.
  2. Incluyendo la palabra en una lista de hyphenation:
    \hyphenation{va-ria-ble,me-to-do}
    

Utilidades

Para cerrar este capítulo, comentaremos algunas cuestiones que pueden sernos de utilidad.

El euro

LATEX es anterior a la entrada en actividad del euro, e incluso a su propia concepción, pero eso no impide que se haya desarrollado un paquete, denominado eurosym, cuya inclusión nos permite utilizar el comando \euro para obtener este resultado: .

Citas textuales y versos

Para la inclusión de citas y versos en nuestros documentos, LATEX dispone de entornos especiales, quote y quotation, y verse. El efecto que producen es el que podemos observar:

El texto de una cita con quote se sangra por ambos lados un poco más que el texto normal, de manera que se resalta en medio de éste, tal y como se pretende.

El texto de una cita con quotation se sangra por ambos lados un poco más que el texto normal, de manera que se resalta en medio de éste, pero además respeta la identación.

Dices que tienes corazón y sólo
lo dices por que sientes sus latidos.
Eso no es corazón...; es una máquina
que al compás que se mueve hace ruido.

Un poco de color

Para poner un poco de color en la vida de nuestros documentos LATEX está a nuestra disposición el paquete color, que nos permitirá utilizar comandos como \textcolor{nombrecolor}{texto} para colorearde distintas maneras nuestrotexto. Además de los nombrecolor por defecto (black, white, red, green, blue, cyan, magenta y yellow), podemos emplear el comando:

\definecolor{nuevonombrecolor}{modelo}{especificación}

donde modelo = [RGB, HSB, CMYK, Gray o Named] y especificación depende del modelo.

Otros comandos pertenecientes a este paquete son:

Juan José Iglesias González 2004-03-16